jueves, 24 de marzo de 2011

MINISTERIO PÚBLICO PIDE A TELEVISORAS NO MOSTRAR ROSTRO DE MENORES NI DE SUS FAMILIARES

El Ministerio Público exhortó a los medios de comunicación, especialmente a los canales de televisión, a no mostrar el rostro de los menores de edad que hayan sido víctimas de violencia sexual, maltratos físicos o que estén involucrados en situaciones al margen de la ley, durante las emisiones de sus noticieros o diferentes programas, porque estarían incurriendo en una contravención.
La Fiscal Provincial de Familia de Lima, Ana Sofía de Almeyda, explicó que el medio televisivo que realice estas presentaciones, está infringiendo la legislación vigente, toda vez que no es suficiente que al menor se le cubra el rostro con un mosaico, ya que igual puede identificarse al menor pues se presenta todo su entorno familiar. “Hemos visto situaciones en las cuales el Ministerio Público, como defensor de la legalidad, ha promovido acciones judiciales contra los canales de televisión, programas y directores o productores, por una contravención”, afirmó
De otro lado, explicó que otros casos típicos de contravenciones en nuestra sociedad son los que se presentan en los centros educativos, cuando los maestros realizan maltratos físicos o psicológicos hacia los alumnos y que estas situaciones pueden ser denunciadas ante la Fiscalía de Familia de turno.
CONTRAVENCIONES
Las contravenciones son acciones u omisiones que producen los adultos y que van en contra de los derechos de los niños, niñas y adolescentes, son cometidas por vecinos, maestros o cualquier otra persona que esté fuera del entorno familiar.
Entre las contravenciones más conocidas tenemos: el expendio y consumo de bebidas alcohólicas o cigarrillos a menores de edad, cuando se le incita a la práctica de un acto obsceno o se le facilita material pornográfico, cuando se permite su ingreso a espectáculos prohibidos para menores y cuando se difunde su identidad a través de los medios de comunicación.
Algunas medidas disciplinarias que aplican determinados colegios también son contravenciones como por ejemplo el dejar al alumno parado en el patio perdiendo horas de clase como castigo, porque atenta contra su autoestima, su imagen personal y refuerza las conductas desafiantes hacia los educadores.
En ese sentido recomendó a los maestros tener una minuciosa observación a las inconductas de los niños; buscar siempre el diálogo y de ser el caso convocar el apoyo de la familia.